Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2011

Muerdo una manzana

uerdo provocativamente una manzana, confiriendose en mi boca y en mis labios su carne, su jugo .  Le miro, le observo   y siento como su mirada de océano en calma al recorrerme me inflama. No dejo de mirarlo y adivino en  las  canas que lo acompañan desde hace años, su vida. 
Sus ojos azulados no se despegan de mí. Me siento atraida , hipnotizada. Acerco la manzana a mi nariz , su  aroma  me resulta tan agradable, que sigo  masticando esta  fruta que no deja de danzar en mi boca,   impregnadola de ese jugo tan acido. 
Cierro los ojos para sumergirme en el sabor , siento que nunca he disfrutado de otra manzana como lo estoy haciendo de esta.
Abro mis ojos y me vuelvo a reencontrar sus ojos , con su piel blanca  mediterránea, el calor del verano hace que gotas de sudor corran por mi espalda .
Se acerca despacio, bajo la calma que le viste...  Yo todavía con el sabor de la manzana en la boca, presiento  el calor  de sus labios sobre los míos, lo que hace que mi corazón empiece con…

Albergar un sueño

Mi deseo es albergar un sueño,  en el que tu no aparezcas. Mi deseo es volver  a caminar sin pies y a volar sin alas . Sintiendome  de nuevo yo, algo que me arrebataste con tu comportamiento. Volveré  a vestirme con  esa calma que hoy me falta y tanto echo de menos. Limpiare mis ojos de la huella que los tuyos dejaron dentro. ¿Amor? No creo que aquello,  llevase ese nombre , no lo creo. Mis sentidos tan solo  se aferraron a la sin razón de un  imposible, lo que hoy  estoy pagando. esperare a percibir como llega hasta mí ese relajante aroma que trae el olvido consigo. Brotándome  una sonrisa toda cuajada de esperanza, que deje de hacerme sentir pérdida.

Ahora que sé

Ahora que sé que no te tengo y de que nunca te he tenido.  Ahora que no tendre  a quien escribirle un poema  que encierre el amor entre sus letras.  Ahora que me autocastigo a este final como condena,  olvidando todo lo que llevo dentro,  le cerrare la puerta a los sentimientos.  Mirare hacía otro lado y desoiré de mi corazón su queja…  Ahora ante esta abrupta y despiadada realidad,  volveré a ser esa marioneta que aprendió un día  a esconderse tras una sonrisa.

Atrapada en el silencio

Un otoño adormecido.
Un deseo acallado.
Un querer y no poder
en ésta realidad
de la que a diario huyo.
Un jinete sin caballo
Una luna sin cielo
Un amor que agoniza
sin haber nacido.
Un silencio que me atrapa.
Un horizonte en tu mirada.
Un invierno y mucho frío.
Un reloj marcando un final
sin que nada haya ocurrido.
Mientras que mí realidad,
con sarcasmo me hace un guiño

Cartas que se guardan

artas que guardan esas noches inexistentes, el confuso perfume de un  abrazo, el temblor de unas  bocas que se buscan.  La música que  se pierde  escondiéndose en nuestros  cuerpos.  la huella del temblor...tantas y tantas cosas y nada a la vez. Abrir esa  carta, en el mismo rellano de la escalera, borrándose de un sólo plumazo todo  tu  alrededor. Abrasándome la tinta entre los dedos. Las frases repitiendo el rumor de las sábanas, la pasión y sus sombras, desdibujándose  el día. Llevando al papel el fragor de esas noches, más allá al otro lado donde nadie lo aguarda. Silencio y más silencio.  No existía ese alguien, existiendo. No habrá unas manos que se pongan a temblar al ser leídas cada una de esas palabras, que me causan este dolor. Nadie que reinicié una y otra vez la lectura  de ese trozo de papel para encontrar entre sus frases,  esas caricias hilvanadas y enfebrecidas por la distancia. En ese especial adjetivo, el sustantivo eficaz que nombra partes de micuerpo, que lo palpa; e…

Tu respirar pausado

e gusta tu respirar pausado, mientras te percibo recostado a mi lado. Necesito sentir tus dedos, abruptos, dejando sobre mi desnudez, anheladas sensaciones. El imaginarte jugando con mi cuerpo, aflorando de mi garganta jadeos. Recorridos verbales. Letras encendidas con las que dibujar emociones en silencio. Monologo de un solo cuerpo, en complicidad con los sueños.

Adherida a mi piel

Adherida mi piel a su desnudez,
sus labios rozaron los míos.
Entre mis adormecidos senos
se posarían sus cálidas manos.
y con la glotonería de un niño,
se deleitaría con mis pezones
con sabor almizcleño.
Abrasadores poemas
buscaría bajo mí cintura,
con los que acallar su desasosiego.
Respirando , abriéndonos,
sumergiéndonos en una paralela catarsis,
mientras nuestros sexos ardían
por fuera y por dentro.
Descubriendo en nuestros poros
secretos de muchas lunas que aún no crecieron.


Reflexión de un desconocido

os tamaños varian conforme el grado de
compromiso.
Una persona es enorme para uno, cuando
habla de frente y vive de acuerdo con loque habla, cuando trata con cariño y
respeto, cuando mira a los ojos y sonríe
inocente.


Es pequeña cuando sólo piensa en sí
misma y le hace creer a los demás que
piensa en ellos,cuando se comporta de
una manera poco genial, cuando no
apoya,cuando abandona a alguien
justamente en el momento en que
tendría que demostrar lo que es más
importante entre dos personas:
la amistad, el compañerismo, el cariño,
el respeto y el amor.


Una persona es gigante cuando se
interesa por tu vida, cuando busca
alternativas para tu crecimiento,
cuando sueña junto contigo.
Cuando trata de entenderte aunque
no piense igual.


Una persona es grande cuando perdona,
cuando comprende, cuando se coloca
en lugar del otro, cuando obra no de
acuerdo con lo que esperan de ella,
sino de acuerdo con lo que se espera
de sí misma.
Una persona es pequeña cuando se
deja regir por comportamientos c…

Te busco

Atraves del tiempo te busco.
Soy quién en tu hombro

al anochecer se posa,

la sombra que al atardecer

a tu lado yace.

Yo existo en ti,

soy ese alguien

que trae las respuestas

que cada día esperas.

Me percibes en el aire,

en el roce que te acaricia,
en el sabor a sal de tus lágrimas,
en el silencio que te escucha

en esa soledad que te asfixia.

Tú me llamas sin saberlo.

Yo estoy ahí para esperarte.

¡calla! , no digas nada,

tan solo sigue como hasta ahora

esperándome en el tiempo.

Yo seguiré estando presente

en mi ausencia.

Calurosa Noche

Él va buscando frases,
y salen  solo palabras
manchadas por los efluvios,
del tabaco y el alcohol.

En la calle una desafiante lluvia
cae sobre el infernal asfalto,
arrancando a esa tierra mojada, un aroma delicioso.

La calurosa noche de verano
escucha un lejano bluss,
mientras espera una brizna de aire.

Un mugriento ordenador
su teclado sigue enmudecido.
Una botella a medias de Bourbón
un cigarro entre los dedos
amarillean contaminados. Se trata de un soñador abocado  al fracaso de sus sueños  como nos sucede a tantos...
uno  angel perdido sin alas
y es que volar es para los pajaros .

Hazme un favor

azme un favor cariño...persigueme por el mundo, escóndete detrás de mi timidez y salta sobre mis labios cuando yo pase.

camuflate en mi corazón y dame un buen pellizco cuando me despiste de tu hermoso amor por mi.
Metete bajo mi cama y cuando me veas perder el tiempo en dormir sin ti,sal de debajo,metete en mis sabanas y dulcemente meteme dentro de tu cuerpo que tanto me subleva.

Hazme un favor hermosa niña mia,no te dejes contagiar de mis malos ratos,ignorame un ratito,pero solo un rato,que este pobre loco que te ama, rápido te añorara.

Hazme un favor mi amada,mientras dure tu amor,y mejor si no se acaba, quédate cerca mio a mi alma encadenada.

Autor: Juan Luna

Querida Ana

Querida Ana: Hace unos minutos me emocioné con tu correo y dejé en libertad esas lágrimas que de vez en cuando me vienen bien. Pensé en ti como si recorriera las páginas de un albúm de fotos. Ahora Ana con tres años, con siete, con quince. Ana que ríe y llora, Ana que hace planes, que sueña, Ana desorientada, Ana mirando al mundo a través de su pensamiento, metiéndose dentro de él, envolviéndose con todos los misterios que no se pueden descifrar, con los códigos encriptados de la vida. Las dificultades te dan la sabiduría necesaria no solo para resolverlas, sino y sobre todo, para demostrarnos que los retos personales nos hacen grandes. Tómate tu tiempo, pero espero que sepas administrarlo para reflexionar sobre ti misma, sobre tus posibilidades, sobre lo que te necesitamos la gente que te queremos, y sobre todo para tomar conciencia de lo mucho que te queda por disfrutar, soñar, aprender, comprender, y compartir. La vida es pura contradición, pero qué quieres que te dig…

Mañana puede ser muy tarde

Por qué el silencio..??
Mañana puede ser muy tarde...
Para decir que amas, para decir que perdonas,
para decir que disculpas,
para decir que quieres intentar nuevamente...
Mañana puede ser muy tarde...
... Para pedir perdón, para decir:
¡Discúlpame, el error fue mío...!
Tu amor, mañana, puede ser inútil;
Tu perdón, mañana, puede no ser preciso;
Tu regreso, mañana, puede que no sea esperado;
Tu carta, mañana, puede no ser leída;
Tu cariño, mañana, puede no ser más necesario;
Tu abrazo, mañana, puede no encontrar otros brazos...
Porque mañana puede ser muy, muy tarde!
No dejes para mañana para decir:
¡Te amo!
¡Te extraño!, ¡Perdóname!, ¡Discúlpame!
¡Esta flor es para ti!, ¡Te encuentras muy bien!
No dejes para mañana
Tu sonrisa, Tu abrazo, Tu cariño, Tu trabajo,
Tu sueño, Tu ayuda...
No dejes para mañana para preguntar:
¿Puedo ayudarte?
¿Por qué estás triste?
¿Qué te pasa?
¡Oye!...ven aquí, vamos conversar.
¿Dónde está tu sonrisa?
¿Aún me das la oportunidad?
¿Percibiste que existo?
¿Por…

Despierto con los últimos pájaros de la noche

Despierto con los últimos pájaros de la noche aleteando sobre el borde oscuro de mi vientre. La luna es apenas una sonrisa en el cielo y como hilachas cuelgan, irracionales, los vestigios de un mundo enajenado. Cae la última estrella; el cielo se parte en dos. Una serpiente deja su último vestido para morir de cara al sol. Todo parece ser parte de un final que se anunciaba en ti desde hace tiempo, ahora aquí se encuentra, dolorosamente pétreo. Mientras a lo lejos sigo escuchando tu silencio repitiéndose una y otra vez como si tratase de un eco .

Su obra en mi cuerpo

Conversábamos desnudos sobre los grandes almohadones. Sus manos acariciaban mis pechos y sus dedos se entretenían en ir dibujando  círculos invisibles alrededor de las rosadas aureolas de mis pezones …
Hacía  tiempo que él había  tratado  de convencerme para que posase  para uno de sus cuadros. Creí que se trataba de una broma, pero ante su insistencia comprendí que dicha   proposición iba completamente en serio. Rehúse  hacerlo mi pudor no me lo permitía. Acabé respondiéndole  que me lo pensaría. Posar desnuda como sus otras modelos, no era algo que me apeteciese, mi cuerpo ya tendía a descolgarse por la edad. Me  dediqué  a mirarme desnuda ante el espejo de mi dormitorio una y otra vez, viéndome en ese receptáculo de cristal una vez mejor que otras.   Pero acabe haciéndolo, me costó mucho dar ese paso, pero lo conseguí. Cuando se lo dije, apenas pude mirarle y él que me conocía  desde hacía tiempo, sabía lo mucho que me estaba costando acceder a su petición. Intentó restarle importanc…

Con uno de mis dedos

Con uno de mis dedos, rozo tus labios,

dibujar tu boca intento.

Cerrando los ojos te pienso

siguiendo la línea con mi dedo,

con el pensamiento te palpo.

En tu rostro se dibuja una sonrisa,

que por azar  es la que busco.

La libertad entre mis dedos

crea pinceladas de luces,

hago nacer los ojos que deseo.

Siguiendo los pasos ciegos

sobre tu piel de lienzo ,

se derraman colores de deseo,

entre caricias disuelto.

Me miras, de cerca me miras,

pero yo no te veo, solo te siento

con el pincel de mis dedos

jugamos tan solo a tocarnos.

Nos miramos cada vez más de cerca

yo, siempre con los ojos cerrados.

Superponiéndose  sensaciones,

de colores inciertos

en respiraciones agitadas,

se confunden nuestros cuerpos.

Nuestras bocas se reencuentran

mordiéndose con los labios,

sabores de deseo degustamos

perfumes de amores viejos,

jugando en sus recintos.

El silencio limpia nuestras frentes,

sudorosas de trementina y óleo.

Entonces mis manos buscan

hundirse en tu enmarañado cabello  ,

mientras nos besamos

siembro con mi boca llena de fl…

Como un buen amante

Como un buen amante dejaste sobre mis labios el rastro del dulce y el amargo. Cubriste de intimidad mí boca fecundándose un imposible, con la brevedad que deja la rosa negra al anunciarse la mañana.

Trazos envolventes

e encontraba disfrutando de mí día libre. Las pinturas expuestas en el escaparate de una tienda de arte había llamado mí atención. Tras uno segundos o tal vez minutos de contemplación de esos lienzos, advertí que el reflejo de un hombre en el cristal de ese escaparate, me estaba observando. Se trataba de un hombre de mediana edad, cabello y barbas canosa casi blancas y gafas con montura metalizada. Era de esas personas que resultan agradables a la vista. Me pareció raro que un hombre así me estuviera mirando. No parecía de ese tipo de hombres que se dedican a mirar a las chicas. Seguí disfrutando de las pinturas, cuando tras de mí escuché un carraspeo nervioso. Giré mí rostro encontrándome con una sonrisa en el rostro de él. Tras disculparse por su atrevimiento, intento explicarme el motivo de que hubiera estado observándome. Era pintor y necesitaba ayuda para llevar a cabo un experimento. No podía salir de mí estupor. No me veía posando y se lo dije, pero el me tranqui…