15 de febrero de 2012

Como petalos resecos



Caen uno a uno pétalos resecos
como gotas de agua
sobre esas arrugadas y áridas sábanas
que representan una vida
Uno a uno lentamente
como esos finos granos de arena
de un reloj que impasiblemente
marca el ayer, marca el hoy,
y tal vez este ya marcando un mañana…
Despierta, miro esa almohada
sobre la que soledad aun duerme
y no logro despertarla.
Seguirán cayendo pétalos resecos
mezclándose con esos deseos esparcidos
por esas mismas arrugadas y áridas sabanas
con aroma al silencio.
de todas mis madrugadas

1 comentario:

  1. Dura, densa y aplastante soledad...nos absorve y nos hace sentir ese dolor en las entrañas que sólo conoce el que lo vive...

    Besos

    ResponderEliminar