19 de marzo de 2012

Carta



Esto digo aunque no pienso, puede ahora en sentimientos, sin querer decir "lo dije", lo dije porque lo siento, y no me arrepiento, de lágrimas derramadas por solo decir te quiero.
Esta carta no es solo mía, tiene dueño. Pertenece al que escribió, fundido en nuestros recuerdos: Puede que Ana se arrepienta, pero, ¿qué será del resto?
C
on lo frágil, ¿que me siento? En el amor descubierto.
D
ejará su dueño sus palabras rotas dentro de éste infierno?
M
iro hacía el horizonte todo azul, todo nuestro, todo nuestro alrededor, y mi cuerpo ante tu cuerpo, y es en ese momento cuando me olvido de todo, de los sueños, de tesoros, de apartarme de éste puerto. Flores que hoy me acompaña mi dueño. Y no quiero desperdiciar un minuto flotan por el viento y comparto estos instantes con la persona que sueño, y quito del pensamiento, las roturas de esa carta.
P
orque esa carta es del dueño, una promesa cumplida sin tentaciones ni ensueños. Navega velero corre que el viento nos acompaña, por los filones del miedo. Navega velero corre y no intentes que ésta noche se me estropeen los sueños.
. P
orque ésta noche que piense es la noche de las cajas, de las lunas, de los sueños. Navega velero corre, llévame hasta el infinito de silencio.

E
l cuento suele empezar, por donde comienzan siempre, los magos de libertad, por encima o por debajo por delante o por detrás, la realidad no es un sueño que nadie pude borrar. Las mujeres, los varones.
Los sentimientos que siento nadie me podrá negar, que ésta noche al menos; todos ha sido realidad, dejemos las horas libres, y acudamos al lugar donde se esconden los duendes de la oscuridad.
Que dentro de pocas horas, la pleamar no será un mar de lágrimas vivas. Seguirá la felicidad..................... Fin del principio


Este escrito no es mio, pero lo considero el mejor de los regalos de alguien que fue muy importante en mi vida _ La vida_ asi solia firmar en otros tiempos, aquellos que tal vez solo fue un sueño mio.