3 de septiembre de 2011

Acaríciame




Acaríciame...
Soy una música silenciosa.
Llena con tus manos
mí mundo de sonidos vibrantes.
Deja que pose mí cansado cuerpo
en el lecho de tu abrazo.
Déjame escuchar tu místico canto
hecho de notas de tristeza y desencanto.
Intercambiemos caricias y besos
que puedan de todo eso alejarnos
Sumerjámonos en ese perdido océano,
vayamos hasta esa isla
de la que tanto hemos hablado.
Tras esas imágenes inexistentes
Poséeme sin descanso
hasta que la oscuridad de la noche
nos cubra con su manto.

1 comentario:

  1. Es tuyo este poema Ana? me encanta, me lo regalas para mi blog? Bssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar