23 de febrero de 2010

En el fluir de la noche


La noche fluye dulcemente de su mano,
el silencio se desliza en las calles.
a su espalda carga secretos, que ni la luz  puede desvelar.
 Hombres que van y vienen ,dejan sus huellas tras ellos.
Cicatrices de luz y sombras cruzan las calles.
La palabra AMOR sobre sus paredes,
entre pintadas desafiantes de clamorosos gritos inaudibles.
Pensamientos que se pierden por las aceras ,
 huellas de sedientos seres.
Sobre el cuerpo profundo de la noche,
mundos dejados atrás con resquicios de vidas
que nadie echa de menos.
Las aguas del río de las calles arrastran,
miradas, odios, miseria.
Puertas que se abren y se cierran
dejando un chirriante sonido escapar.
Un morir de idas y venidas,
hasta el renacer de un nuevo día en la calle nuevos
 sedientos seres. en ese nuevo latir de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario