11 de septiembre de 2007

En mi bosque



En la unión de desesperada en la noche
de mundos desencantados
tu me buscas y yo te encuentro
tú penetras en mí dentro,
muy dentro

Plantando raíces en mis entrañas
que treparan por mi cuerpo
floreciendo en mi cada mañana
jadeos de sinfonías vivas.

Escapándose de nuestros sexos
que se cruzan los tuyos con los mios
mientras tu me recorres,
perdido
mientras yo te disfruto,
te encuentro

En esa pasión desenfrenada
que humedece de amor nuestros cuerpos
dándole el adiós a la noche
con el éxtasis completándonos

Recibiendo en el silencio el alba
la noche nos acompaña a su final
descansando en la calma
que precede a la tempestad.