26 de agosto de 2007

Un manto de hojas



Un manto de hojas secas

cubren este cuerpo, aterido

que tiembla en su letargo.

La noche esta crujiendo

y yo sigo temblando de frío

mis manos de humo,

se pierden sobre tu nada.

Mis cabellos flotando

en busca de ese tu cuerpo

invitándote, a inundar mi tierra

a perderte en mis adentros.

Te ofrezco mar y arena

y esos sus olores frescos.

respírame, en mi desconcierto,

mientras cruje la noche

y te voy perdiendo.