20 de abril de 2007

Bocanadas de deseo




Engarzo el humo
al contorno de tu cuello
encendiéndose mi anhelo;
consumiéndome con apenas rozarte.
Me gusta tanto encender
este momento contigo…


Se diluyen
lejos, muy lejos
promesas y miedos…


Y tú improvisas
bocanadas de deseo;
mentiras en mi piel.


El hilo de ceniza
se romperá de golpe,
mientras la cúpula lunar
que hace tiempo que tira,
se ha extinguido en el cenicero.

1 comentario:

  1. Se diluyen
    lejos, muy lejos
    promesas y miedos…
    pero tu no te diluyes con ellos, tu te haces mas bella y mas fuerte.
    te quiero.
    mar

    ResponderEliminar