20 de febrero de 2007

Perteneciéndome en esa ausencia

Sensaciones a través de tus ojos,

se desplazan suavemente

por mi inmóvil cuerpo.

Mis pezones ansian

encontrarse en tu boca, en tus labios.

Mis caderas danzan sobre tu cuerpo



con ese ritmo enloquecedor,

que aleja por unos instantes

ésos insistentes pensamientos

que enturbian mí conciencia.

Haces tuyas mis caderas.

Toma mis manos en tus manos

en este baile apasionado

convertido en sueños

que mi deseo ha forjado.

Perteneciéndome en esa ausencia

a la que tu me has castigado.

2 comentarios:

  1. Hola vengo a agradecerte tu paso por mi "casa" y decirte que me encanta la tuya, no, no es un cumplido, te seguiré visitantado y leyendo tan lindos y eróticos versos.
    Juan Lucas.

    ResponderEliminar
  2. Y vuelve ser Ana, la que un día dejó reposar durante un tiempo, estos poemas de amor, para volver a ser el rincón de fantasía y realidad mágica que siempre ha sido.

    Mis besos a tus manos, por tu sabia escritura.

    ResponderEliminar